Cómo facilitar la transformación sustentable de la agricultura con IoT

Las tecnologías de optimización y control derivadas de Internet de las Cosas (IoT) pueden ayudar a dar forma a una agricultura más sustentable. Con estas soluciones los productores pueden hacer un mejor uso de sus recursos con tecnologías interconectadas. 

Dado que estos sistemas pueden monitorear continuamente y en tiempo real diferentes variables (niveles de humedad, temperatura, movimiento, crecimiento de los cultivos, variables físico/químicas, factores ambientales), favorecen la optimización de la producción y un uso más cuidadoso de distintos recursos  como agua y fertilizantes, entre otros. De esta manera, mientras se impulsa la calidad y la cantidad de la producción, también se previenen los aspectos negativos de las prácticas agrícolas.

Menor desperdicio

Al instalar sensores inteligentes en los campos para detectar las condiciones de los cultivos, por ejemplo nivel de humedad y nutrientes que ya se encuentran en el suelo, los agricultores pueden coordinar las tareas de campo y distribuir los recursos con el menor desperdicio posible

Los datos sobre las distintas variables capturadas por los sensores que están conectados a sistemas basados en la Nube se reciben en los dispositivos móviles de los granjeros. Además de alertar sobre situaciones anómalas como, por ejemplo, problemas relacionados con la temperatura, la humedad y otros factores ambientales que puedan afectar la salud de las plantas o la calidad de los granos, y facilitar un monitoreo en tiempo real, estos datos pueden alimentar sistemas de analítica basados en aprendizaje automático que permiten realizar proyecciones predictivas. 

Las aplicaciones de gestión y automatización agrícola basadas en análisis pueden reducir el riesgo de los cultivos, mejorar los rendimientos y ayudar a preservar los recursos.

Eficiencia y previsión

Entre otros beneficios,  el uso de sensores IoT en campos de cultivo permite una distribución de agua más eficiente lo que disminuye el desperdicio y preserva un recurso fundamental. 

Por otra parte ,la tecnología inteligente puede detectar la presencia de productos químicos no deseados en el suelo, así como monitorear las condiciones favorables que conducen a mejores rendimientos de los cultivos. Los agricultores también pueden usar los datos de sensores para desarrollar un modelo de fertilidad del suelo en reacción a diferentes cultivos y condiciones a lo largo del tiempo. El modelo podría incluir un manejo efectivo de fertilizantes y bacterias del suelo para mejorar la absorción de nitrógeno, fósforo y potasio, todo lo cual puede mantener la salud de la tierra a largo plazo.

Por otro lado, los invernaderos se pueden hacer más ecológicos mediante el uso de energía solar y sensores que monitorean la temperatura, la humedad, la energía y el consumo de agua, lo que también conducirá a una mayor conservación de los recursos de una manera más ecológica.

Las tecnologías inteligentes tienen potencial para  apoyar la transición hacia una agricultura más sustentable. En Wiagro ofrecemos diferentes servicios de IoT centrados en el monitoreo y control de los granos, que permiten preservar la calidad de la producción y asegurar la trazabilidad de la misma. 

Contactanos!