AGRO 4.0: QUÉ ES, VENTAJAS Y CONSIDERACIONES

Para algunos analistas la agricultura 4.0 es la evolución del concepto de agricultura de precisión. Refiere a la capacidad de implementar intervenciones bien dirigidas y eficientes en el campo agrícola mediante al uso y análisis de una gran cantidad de datos recopilados a través de tecnologías nuevas e interconectadas. El concepto incluye todas las acciones que se llevan a cabo en la agricultura “a partir de un análisis preciso y exacto de los datos y la información recopilada y transmitida a través de herramientas y tecnología avanzada”.

Las tecnologías del agro 4.0 (IoT, inteligencia artificial, drones, analítica de datos, blockchain y más) pueden apoyar a los agricultores tanto en sus actividades diarias como en la planificación de estrategias. Les ayudan a tomar decisiones vinculadas con su propio negocio y con otros actores de la cadena de suministro. 

Además, el uso de estas tecnologías favorece una reducción en el desperdicio de recursos. Permite que se utilicen de manera más eficiente insumos como agua y fertilizantes. Esto es gracias a un mayor control sobre los cultivos y al análisis de datos que se vuelve predictivo, lo que permite una intervención temprana y específica. 

Trazabilidad y calidad

Asimismo este enfoque favorece una mayor trazabilidad de la cadena de suministro agrícola, ya que los datos recopilados a lo largo de toda la cadena de suministro pueden aumentar la transparencia. Por supuesto, también permite un mejor monitoreo de los costos y la calidad. 

Otro aspecto relevante es la oportunidad para que los agricultores se conecten con los diferentes actores de la cadena alimentaria para intercambiar datos y servicios útiles. En este sentido, las operaciones diarias ya generan grandes cantidades de datos: al aprovechar el valor que existe en ese enorme conjunto de datos y hacerlo dinámico, los agricultores pueden obtener un mejor rendimiento y productividad . 

En definitiva este modelo se basa en el uso inteligente de datos. Quienes lo impulsan sostienen que favorecerá “una agricultura mejor informada, más rentable y sostenible”.

Tecnologías claves

En este marco, por ejemplo, las tecnologías de IoT permiten que un conjunto de  herramientas (sensores, satélites, drones) se conecten y comuniquen entre sí para intercambiar información y datos útiles. Por su parte la IA y la analítica ofrecen la capacidad de procesar e interpretar grandes cantidades de datos recopilados por los sensores y otros dispositivos. 

Según un estudio de la consultora Markets and Markets se espera que el mercado de la agricultura inteligente pase de casi U$S 13 mil millones en 2021 a prácticamente U$S 21 mil millones en 2026, creciendo a una tasa compuesta anual del 10% durante el período de pronóstico. Para provechar las oportunidades que ofrece este modelo se requiere capacitación en gestión de datos y el desarrollo de una estrategia basada en estos últimos. 

En Wiagro brindamos un conjunto de servicios de IoT que ayudan a avanzar hacia este nuevo enfoque de la agricultura al ofrecer control y monitoreo a distancia de los cultivos y de algunos aspectos del trabajo con ganado. 

Contactanos!