Caso de Estudio: Bioceres Custodia del HB4

Bioceres custodia, de forma remota y exhaustiva, semillas que están en campos lejanos con el sistema de Wiagro

La empresa argentina de biotecnología agrícola Bioceres desarrolla semillas orientadas a mejorar la productividad de diversos cultivos. Uno de los desarrollos que realizó fue almacenado en silobolsas entre fines de 2020 y principios de 2021. A raíz del valor de la tecnología desarrollada por Bioceres, es que necesitaba efectuar un seguimiento y tener trazabilidad de la situación de las semillas guardadas.

La firma tenía los objetivos de digitalizar el proceso de custodia, resguardando el valor material de las semillas (no perder toneladas) y, principalmente, efectuar una custodia 24×7. Esto implicaba hacer un seguimiento durante todo el proceso de Poscosecha para asegurar que esa semilla no se había perdido o dañado.

Silo bolsa monitoreado con Smart Silobag

Como esta empresa tiene campos distribuidos en zonas bastante alejadas del interior del pais, en distintas localidades de las provincias de Buenos Aires y Córdoba, las silobolsas que debía controlar se encontraban muy dispersas unas de otras. Y para eficientizar la tarea de supervisión se precisaba un sistema que le permitiera hacerlo en forma remota y centralizada.  

“Para este tipo de semillas, es muy importante la trazabilidad o custodia del material. Para ello hay una serie de protocolos que tenemos que implementar para mantener esta segregación en todos los pasos de la cadena”,

personal vinculado a la producción y custodia de Bioceres.   

Descargar resumen en pdf aqui


Control a distancia

Frente a estas circunstancias la firma evaluó un par de soluciones y optó por el sistema Smart Silobag, de Wiagro, que permite efectuar un control a distancia y en tiempo real del estado del producto dentro de las silobolsas. “Se trata de un sistema de visualización y alarmas que nos permite garantizar que las semillas están seguras y también nos ayuda a realizar la custodia, ya que la vigilancia es parte de la segregación que necesitamos garantizar” señala y agrega el personal: “El sistema nos permite alcanzar niveles de custodia que de otra forma no podríamos lograr dada la distribución geográfica de nuestros campos. En simultáneo, nos ofrece visibilidad y monitoreo real de la inviolabilidad del almacenamiento”, detalla.

Para incorporar el sistema, Bioceres abonó el costo de los dispositivos de Internet de las Cosas (IoT), es decir, unas “lanzas” autoinstalables con los sensores desarrollado por Wiagro. Además, hay un abono mensual por el servicio de monitoreo a distancia.

Personalización y cobertura

Además de la respuesta operativa, el diferencial que encontró con Wiagro fue el trato personalizado: “En la campaña hubo algunos inconvenientes pequeños que ellos solucionaron con mucha dedicación”, comenta el personal y ejemplifica: “Por ejemplo, cuando recién estábamos arrancando, tuvimos un problema con unos dispositivos en el norte de la provincia de Córdoba, y ellos enviaron a su personal aun un domingo y viajaron hasta allá para solucionarlo”.

Otro aspecto en el que se destacó la solución de Wiagro fue en la cobertura geográfica: “Necesitábamos custodia en varios lugares muy remotos. En este sentido, el nivel de cobertura de la internet satelital provista por la solución es extremadamente amplío y flexible. Con respecto a este tema, Ariel Ismirlian, Chief Operating Officer (COO) de Wiagro, explica que tanto la “lanzas” como la aplicación móvil para acceder a lo que sucede en los smartphones son  muy fáciles de implementar y utilizar. De hecho, fueron diseñadas especialmente para que puedan ser instaladas por personas sin conocimientos técnicos. 

Smart Silobag alerta frente a movimientos fuera de lo común que pudieran tener que ver con vandalismo. “El sensor detecta movimientos no autorizados. De esta manera, si alguien rompiera la silobolsa, el material podría quedar expuesto y, así, quedaría comprometida su calidad. Por ello, con este sistema no solo estamos custodiando la integridad del producto, sino su buen estado, ya que las “lanzas” tienen sensores que miden temperatura, humedad y dióxido de carbono, por lo que, ante cualquier variación de esos valores se dispara una alarma”, finaliza el ejecutivo de Bioceres, y agrega que están tan satisfechos con el servicio de Wiagro, que están evaluando implementar con ellos una solución que consta de la emisión de un certificado basado en Blockchain para poder presentarlo ante entidades auditoras.

“Gracias a su capacidad inmutable, transparente y de fácil acceso a datos desde cualquier parte del mundo, el Blockchain está implementándose en el agro. Así, desde el registro de la semilla, hasta la trazabilidad de las plantas y el pago descentralizado entre los actores del proceso productivo, esta tecnología permite saber con exactitud y de forma segura de dónde viene un producto, cómo fue cultivado, cuál es su estado en el trayecto y cómo llegó al punto de venta”

Ariel Ismirlian COO de Wiagro
Contactanos!