Internet de las Cosas (IoT) y su aporte en favor de la sustentabilidad

La optimización de la eficiencia agrícola permite pensar en un sistema de producción de alimentos sostenible que pueda satisfacer la demanda global y, en simultáneo, reducir el uso de recursos y la huella ambiental. 

Al instalar sensores inteligentes en los campos, los sistemas de IoT ofrecen datos en tiempo real sobre las condiciones del suelo y varios factores externos que influyen en el crecimiento de los cultivos. Estos datos pueden alertar a los agricultores cuando ocurren problemas relacionados con la temperatura, la humedad y otros factores ambientales que afectan la salud de los cultivos. De hecho, lo habitual es que una plataforma de análisis procese estos datos para orientar distintas prácticas agrícolas como la siembra, el riego y la fertilización. 

Al disponer de suficientes datos fiables, incluso se pueden desarrollar modelos predictivos para ayudar a identificar y prevenir condiciones desfavorables para la salud de los cultivos.  

Entre otras ventajas, IoT habilita a desarrollar sistemas de riego inteligente, facilitando una distribución de agua más eficiente. Esto se concreta a través de la combinación de sensores de suelo y análisis de datos basados ​​en la Nube, que permiten monitorear la humedad en el suelo. 

Los dispositivos conectados también permiten crear invernaderos más ecológicos mediante el uso de energía solar y sensores que controlan la temperatura, la humedad, la energía y el consumo de agua. 

Operación más sostenible

Al recopilar y analizar la información capturada por IoT, los agricultores logran detectar ineficiencias que de otro modo tal vez no podrían identificar. Y gracias a esos datos pueden ajustar sus operaciones para garantizar que sean más sostenibles cada año.

Las soluciones de IoT pueden usarse para comprender y respaldar mejor la la gestión de la biodiversidad, que está severamente amenazada por la agricultura intensiva a escala industrial. También pueden favorecer la gestión del uso de la tierra, al facilitar la toma de decisiones sobre dónde intensificar la producción y dónde postergarla. 

En definitiva, IoT permite trabajar con métodos más centrados en datos con la capacidad de realizar ajustes en tiempo real. Estos  procesos ayudan a reducir el desperdicio y preservar los recursos. Y de esta manera puede hacer que la producción de alimentos sea más eficiente y sustentable. 

Desde Wiagro ofrecemos diferentes servicios de IoT que, por ejemplo, incluyen sensores para silo bolsa o silobolsa, y para los silos donde se guardan los granos. Esta solución   ayuda a tomar decisiones informadas y alineadas con el enfoque de la agricultura sostenible.  

Contactanos!