Brasil: Avances y desafíos en la implementación de soluciones IOT para el agro

Brasil: cómo se está aplicando IoT en el agro

En la producción agrícola ya se observan casos de implementación de soluciones de Internet de las Cosas (IoT) a escala. Sin embargo, tal como se señala en este documento, que repasa la aplicación de esta tecnología en Brasil, “la combinación de estas soluciones con otras tecnologías abre muchas oportunidades de agregar aún más valor a la agricultura”.

Según los autores del trabajo, la aplicación de IoT en áreas rurales trae numerosos beneficios vinculados con el monitoreo de las condiciones climáticas y la evolución de la producción, el rendimiento de las máquinas agrícolas así como también la supervisión detallada tanto de la salud de los cultivos como la de los animales.

Una de las barreras que se presentan en Brasil para la difusión de esta tecnología “tiene que ver con las falencias a nivel de conectividad en las áreas rurales remotas”, afirman. Y añaden: “La introducción de la nueva generación de tecnologías inalámbricas […] podría ser el catalizador para la aplicación de las soluciones IoT en áreas donde hoy no es posible su despliegue”. 

Oportunidades en el agro 

Desde esta perspectiva IoT es una tecnología madura, pero que aún está en una etapa relativamente temprana de desarrollo, y por lo tanto, presenta muchas oportunidades, especialmente en el sector agroindustrial de Brasil. Por ejemplo, aún no están bien exploradas sus capacidades para el seguimiento de la cadena de suministro a nivel logístico y la transformación de la gestión.

Por otra parte, el reporte destaca que IoT no es una tecnología aislada, sino que depende de la integración con otras tecnologías entre las cuales se encuentran la conectividad, la computación en la Nube, las plataformas inteligentes y las aplicaciones, entre otras. Esto, por un lado, define algunos límites y, por el otro, abre posibilidades ya que las empresas podrán aprovechar los beneficios de obtener conocimientos a partir de esta integración.

Entre las áreas que presentan oportunidades para la implementación de soluciones de IoT se destacan la de cosecha, los tractores conectados, la conexión de máquinas y de drones. Estas soluciones pueden aumentar la eficiencia, la productividad y la calidad. Además “son un habilitador para la protección del medio ambiente, para reducir el calentamiento global y limitar las emisiones de carbono, ahorrando agua y conservando el suelo”, señala el documento.

Aplicaciones variadas

Las aplicaciones potenciales de IoT en la agricultura inteligente incluyen el control del uso de productos químicos  (por ejemplo de pesticidas y fertilizantes), el seguimiento de los cultivos, la prevención de plagas y enfermedades, el control y la administración del riego, la trazabilidad de la cadena de suministro desde la siembra y los silos en que se almacenan los granos en adelante, el seguimiento de vehículos y el control de maquinaria, el monitoreo de los suelos y  del ganado, el desarrollo de pequeñas estaciones meteorológicas y el monitoreo de la calidad del agua. 

Los autores sostienen que estas soluciones mejoran la gestión de la calidad y la trazabilidad, al facilitar la supervisión tanto de la ubicación como del estado de los granos almacenados en la silobolsa o silo bolsa, por ejemplo, y de las condiciones de envío de los productos agrícolas. Además, mejoran la certificación del origen del producto y propician una mejor comprensión de la producción en circunstancias específicas. De este modo favorecen un control de las operaciones más avanzado y remoto. 

Es decir que, desde esta óptica, con las soluciones IoT para el agro se puede lograr un uso eficiente de los recursos naturales y de los insumos; se puede hacer un seguimiento de la producción y el clima a través de sensores para silo bolsa, por caso y/o miniestaciones metereológicas; y se pueden obtener alertas relacionadas con las plagas, las enfermedades o las lluvias. 

Resultados esperados

Entre los resultados esperados de IoT en el agro los autores destacan “la disminución del uso de productos químicos para la protección de la producción, mayor precisión en la siembra y en la toma de decisiones”. También destacan las capacidades de monitoreo físico, químico y biológico y de las propiedades del suelo, y la posibilidad de generar información para orientar prácticas agrícolas como el riego y la administración del suelo. De allí que a partir de estas implementaciones pueda esperarse una mayor fertilidad, un incremento de la producción y la optimización del uso de fertilizantes, además de un uso más eficiente de la maquinaria. Además los datos generados favorecen la gestión a través de la  analítica avanzada, aportando herramientas para una mejor planificación y manejo de la próxima cosecha. 

“Se prevé que la agricultura se optimizará aún más con la tecnología de IoT. Las tierras de cultivo y los invernaderos pasarán de la precisión a un modelo de microprecisión de producción agrícola. Además la sostenibilidad de los sistemas agrícolas puede verse favorecida por la adopción de la tecnología IoT a nivel mundial”, concluyen los autores del documento.

En Wiagro ponemos nuestra experiencia a disposición de las organizaciones agrícolas para acompañarlas con estos desarrollos. 

Para leer el documento completo podés ingresar acá. 

¿En tu compañía implementaron soluciones de IoT para el agro? ¡Te invitamos a contar qué ventajas les aportó!

Contactanos!